Skip to main content

El Real de a Ocho 1776

La moneda de la independencia

En 1777 todo se veía perdido…

… el general George Washington, comandante de las 13 colonias que se alzaron contra Inglaterra, estaba en gran desventaja. Trataba de expulsar a los ingleses con soldados hambrientos, sin zapatos y sin armas. Aguantaron ese duro invierno acampados en Valley Forge, a unas 20 millas al norte de Filadelfia. En primavera, una cuarta parte de los soldados había muerto por hambre, insolación y males como la viruela, la malaria y la fiebre tifoidea. “Estoy seguro de que las tropas nunca podrán hacer lo que el pueblo espera y cumplir con sus deberes”, escribió Washington con desespero en una carta al estado de Nuevo Hampshire en 1777 pidiendo apoyo. “Si logramos salvarnos, será por España y Francia”, escribió Alexander Hamilton al Congreso de Filadelfia.

Pero Francia tenía sus propios problemas. Su General, Comte de Rochambeau, no tenía fondos ni para pagar a sus tropas en suelo americano. Solo quedaba un camino, escribir a la “Llave del Nuevo Mundo”, a las autoridades españolas en La Habana. Francisco de Saavedra, el comisionado de Carlos III en Cuba, dio el visto bueno al préstamo de 1 millón de reales de a ocho, o pesos hispanos. El dinero se reunió en 48 horas y se envió desde el puerto de La Habana el 17 de agosto en la fragata Aigrette.

Real de a ocho 1776

La moneda de la Independencia

La mayor parte de los reales de a ocho se acuñaron en la Ceca de México, la primera casa de la moneda en toda América, descrita en 1803 por Alexander von Humbolt como “la más grande y rica del mundo”. Tenía más de 400 obreros, artistas grabadores y administrativos . El “normalmente calmado Washington” no pudo ocultar su gran felicidad al ver las monedas, y “fue visto por un asombrado Rochambeau agitando su sombrero hacia mí, en un gesto de mucha alegría”, relató el historiador Richard M. Ketchum.

Joe Biden: “No hubiéramos sido un país independiente sin vosotros”

En los años siguientes, se enviaron más de 16 millones de reales de a ocho adicionales como “Donativo Universal”, una colecta dirigida por el Virrey de Nueva España, Martín de Mayorga. Blancos, mulatos, indígenas, nobles, comerciantes, curas, todos contribuyeron a la primera gran revolución del Siglo XVIII.

El apoyo español había empezado a principios de 1775, cuando llegaron 300 mosquetes con bayonetas y más de 600 pistolas desde Bilbao. En 1780 llegaron más de 11.000 soldados desde Cádiz para luchar contra los ingleses en Florida, La Luisiana y el Caribe. Además, miles de soldados y marineros españoles, nacidos en Europa y América, dieron su vida por la nueva nación. Hacia el final de la guerra, España había aportado el equivalente a 3 billones de dólares actuales en armas, medicinas, mantas y uniformes.

La ayuda española a la libertad de Estados Unidos fue clave y aún hoy es elogiada. El 18 de diciembre de 2014, Barack Obama nombró a Bernardo de Gálvez ciudadano honorario de EE.UU., el honor más alto que concede el país a extranjeros. También fue elogiada el 28 de junio de 2022, cuando el presidente Joe Biden agradeció al Rey Felipe VI, durante su estancia en España, el papel jugado por España en la Guerra contra los ingleses “No hubiéramos sido un país independiente sin vosotros”.

La primera moneda global

Extracto del vídeo introductorio del proyecto «Real de a 8» de la Ceca Hispana (2022).

El Real de a ocho no sólo financió la revolución americana. También fue la divisa de la primera globalización. Durante más de 300 años dominó el comercio internacional, siendo la primera moneda aceptada por todos los comerciantes del mundo: desde vendedores de especias en la India hasta navegantes en Cartagena de Indias y cafés en Madrid. Se acuñaba, entre otras, con la plata de Zacatecas (México) o de las minas de Potosí (Bolivia), y viajaba por Manila, la Ruta de la Seda, China, Europa, y por todo América.

Se estima que el 50% de todo el dinero en circulación en el mundo en el siglo XVIII eran reales de a ocho

Durante más de 70 años fue la moneda oficial en Estados Unidos, donde era conocido como Spanish dollar. También lo fue en el Imperio Español hasta el siglo XIX, cuando fue reemplazada por el real y la peseta.

Muchas monedas actuales de todo el mundo encontraron en él su inspiración, desde el yuan chino hasta el dólar estadounidense. Una teoría muy extendida atribuye el símbolo del dólar a las bandas y columnas de Hércules del escudo español que aparecen en el reverso de los reales de a ocho. Concretamente, en los acuñados desde principios de la década de 1730 hasta finales de la década de 1770 en las Cecas de México, Potosí, Lima, Bogotá, y Santiago de Chile.

Extracto de la película “España, la primera globalización” de José Luis López-Linares (2021).

Estos reales de a ocho, también llamados “columnarios” se convirtieron en los más conocidos del planeta y fueron los más apreciados por su calidad, muy superior a las antiguas monedas acuñadas a golpe de martillo.

Estas columnas están rodeadas por sendas bandas con la frase “PLUS VLTRA”, lema oficial de España que significa “más allá” y simboliza la expansión de sus territorios hacia el Nuevo Mundo. Y es que esas tierras estaban más allá de lo conocido hasta entonces.

Una réplica real

Por primera vez se pueden adquirir réplicas exactas del Real de a ocho de 1776.

Hemos hecho una edición limitada y numerada de 500 piezas de plata certificada de las monedas que ayudaron a George Washington a cambiar la historia.

Han sido fabricadas respetando la ley y la moneda original, acuñada en la Ceca de México durante el reinado de Carlos III, y representan la alianza entre Estados Unidos y España.

Regala un trozo de historia, compártela, atesora esta pieza única, embellece tu hogar, invierte en un metal precioso como la plata. Hazte un medallón colgante y presume de legado hispano; o espera un poco a que se agoten y subástalo para llevarte una buena plus(valía) ultra.

La Cara

Rey de España Carlos III de perfil y vestido a la usanza de los emperadores de la antigua Roma, con clámide y corona de laurel, a modo de nuevo emperador de América.

Carlos III era un rey ilustrado, bajo cuyo reinado se recuperó el gusto estético y artístico por el mundo clásico, lo que dio lugar al movimiento artístico «Neoclasicismo» de finales del siglo XVIII.

Grabado
Escudo de armas de España
HISPAN ET IND · REX · M · 8R · F · M
“Rey de España y de las Indias. Acuñada en Casa de Moneda de México 8 reales”

FM: iniciales de los ensayadores Francisco Antonio y Manuel de la Peña, quienes supervisaron la emisión de la moneda en 1776.

La Cruz

Representa el escudo en cuarteles del reino de Castilla y del Reino de León, con el reino de Granada, representado por una granada en la parte inferior.

En la parte superior se ilustra la corona real de los Borbones, casa también representada por la flor de lis, en el óvalo central.

La M con una «o» encima es la marca de la ceca de México.

Columnas de Hércules, y sobre ellas, la inscripción «PLUS ULTRA»

Grabado
Escudo de armas de España
HISPAN ET IND · REX · M · 8R · F · M
“Rey de España y de las Indias. Acuñada en Casa de Moneda de México 8 reales”

El pack completo

Además de la moneda, el pack incluye un estuche y una peana para exhibirla en cualquier lugar de tu casa o despacho. También, un folleto que resume la historia detrás de este 94% de plata, y el certificado de autenticidad.

Y SOLO PARA LOS 1OO PRIMEROS compradores, un regalo muy especial:

El libro “España, la primera globalización” firmado por el autor, José Luis López Linares, que aborda el periodo histórico iniciado con el reinado de los Reyes Católicos, y pone el foco en la gran influencia del Imperio Español en la globalización, la cultura y la economía. Destaca su relevancia en la historia del mundo, “que no se podría explicar sin la historia de España”.

Todo esto, por $149 más gastos de envío.

Recuerda, SOLO HAY 500 UNIDADES, numeradas del 1 al 500.